Ludvaldo

SEGUNDO SONETO A LA DUQUESA DE ALBA

Tenías, siendo joven, tan buen tipo

que Lot quedóse al verte turulato,

Jonás te suplicó que un vallenato

te marcaras con él, al rey Filipo



tus curvas le quitaban siempre el hipo,

se enamoró en Ilión de ti hasta el Tato

y te guiñaba un ojo todo el rato,

antes de desojarse, el pobre Edipo.



Por ti rabió de celos Deyanira,

casi se tocó abajo el casto Buda

un día en que te vio medio desnuda,



Nerón cantó tus gracias a la lira,

a la hueste del Cid dejaste muda

y te amó un troglodita de Altamira.

 

Osvaldo de Luis

Comentarios2

  • mariarl

    MUY BUENO

    • Ludvaldo

      Muchas gracias.

      • mariarl

        me gusto

      • Miranda Ruiz

        Buenísimo. .en una cadencia exquisita...
        Fluyó tu soneto muy bien compuesto . saludos

        • Ludvaldo

          Muchas gracias, Miranda.
          Un saludo.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.