Mateo Najera

Dos minutos en el paraíso.

Inhalaba la vida, entre los labios

suspiraba mis melancolías, mezclaba mi miedo con el viento

se dilataban mis pensamientos, mi mirada se perdía entre recuerdos   mi tiempo era vació, mi razón se quebrantaba   mis venas se excitaban en los centímetros de placer    mi mente rondaba las tumbas de mis deseos    esperando que se intoxicara mi respiración   todo se apago, llegue al final del placer.   -bote la colilla

Comentarios3

  • Maria Isabel Velasquez

    POETA NUNCA HE FUMADO... EL OLOR DEL CIGARRILLO ME MOLESTA... EN CAMBIO PARA TI ES UN DESAHOGO... QUE TE INTOXICA
    FELIZ FIN DE SEMANA
    ABRAZOS DTB

  • santos castro checa

    A veces buscamos el desahogo de esa manera, algún día lo práctique también; ahora comprendí que estaba en un error y mejor escribo para desahogarme.
    Abrazos amicales, poeta del alma.

    • Andrés Mª

      Mucha razón tienes en ello. Mejor desahogarse escribiendo.
      Un abrazo.
      El Poeta del Amor

    • Mateo Najera

      Mi Madre solia fumar, tambien me molestaba el olor, ironicamente no me gusta cuando fuma, es verdad liberar el mundo con palabras.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.