Emmanuel Sagaón

Tus Besos...



Bendito el día en que...

Nuestras miradas se cruzaron,

Tus ojos y mis ojos,

Con ese juego coqueto y sublime.

Esa sonrisa sutil y nerviosa…

Han sido los besos y versos

Mas hermosos experimentados,

Entre tus ojos y mis ojos…

Pero… volteaste tu mirada a ese

Viejo horizonte que no dice nada nuevo.

La decisión esta tomada…

Y siempre hay una vaga esperanza

Del reencuentro de nuestras miradas.

Parece que no hay nada que pueda hacer…

¿Si hay algo, me lo podrías decir?

Para traer de vuelta tu mirada.

Y que se besen, tus ojos y mis ojos…


15 ABRIL 2014

Comentarios1

  • Diluz

    Bello Poema, el amor a veces con razón o sin ella, sabe reclamarle al otro, tal vez porque ese horizonte que siempre está, aún no ha podido reflejar un nuevo amanecer. Conserva la esperanza, como bien lo dices, porque si bien el sol siempre es el mismo detrás del horizonte, su luz siempre se renueva al iluminarnos cada día.
    Cariños
    Diluz

    • Emmanuel Sagaón

      Siempre hay esperanza! y muy ciertas tus grandes palabras.

      Saludos y Gracias.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.