Murialdo Chicaiza

EL GRAN FILTRO



    

En aquel día que está por llegar

día aciago de luto y cansado

estaremos sedientos y solos

en nuestro desterrado gran final.

 

La larga cadena se habrá roto

y en nuestra desnudez y locura

miraremos por última vez el cielo

rojo ya y lleno de polvo.

 

El sol habrá muerto para nosotros

la luna será apenas una llaga de luz

que aparecerá como un fantasma

a iluminar fantasmas de carne.

 

Pero debo despertar de esta pesadilla

pensar que habremos solucionado

el acertijo que, cruel, esta vida,

nos impusiera a los que quedamos.

 

Comentarios5

  • Beatriz Blanca

    Fuerte y dura su reflexión amigo. Miremos con fe hacia el cielo y encontrémonos con Él para que aliente nuestras desfallecientes esperanzas.
    Me agradó mucho su poema y agradezco la reflexión.

    • Murialdo Chicaiza

      Gracias por comentar. Es solo una teoría y creo que no podemos desdeñarla. A los dinosaurios les pasó y no veo razón para que no nos suceda. Y es posible que suceda a menos que con nuestros esfuerzos podamos evitarlo.

    • Donaciano Bueno

      Demasiado tétrico. Hombre, que el mundo es una castaña, nadie lo duda, pero déjanos al menos un poquito de esperanza. Saludos

      • Murialdo Chicaiza

        En la última estrofa hay señales de esperanza. A menos que no resolvamos el acertijo.
        Gracias por comentar y leer.

      • el poeta del abismo

        Magnifico poema
        Psicodélica la lectura de sus lineas.
        Saludos de amistad

      • la negra rodriguez

        Lo cierto es que apenas conocemos todo los mietrios del cos,mmos, impresionante poema y video.
        besos.

      • santos castro checa

        Un poema futurista, visionario, realista, para reflexionar muy concienzudamente. Para los materialistas y a todos los que defienden a la teoria de la evolución, esta hipótesis, la del "gran filtro" estaría a punto de cumplirse en un futuro no lejano. Para los que defendemos la teoria de la creación también cremos que habrá un final catastrófico. Lo cierto es que en algo habrá que creer. El mundo, hací como va, está condenado a la destrucción, y no hablo del planeta, sino del sistema de cosas. Si creemos en Dios, el cuidará lo que creó, y no permitirá que el hombre destruya a su obra. Si no creemos en ésta hipótesis, la del Creador, entonces esperemos que el planeta, tal vez termine en partículas, según la teoría científica. Yo me aferro a lo primero.
        Abrazos, hermano, y que Dios nos proteja.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.