Nydshe S.Gamarra

Canticum Desperatio

Canto a una mujer

Pues es más fácil y placentero

Cantarle a ella antes que a la amante pérdida,

Su sonrisa es toda tentación

Su mirada es toda bendición.

 

Podrá llamarse linda pero es Bella

Y en un mar de sueños compartidos me pierdo

Como buen Neruda

Como alucinado Verlaine

Y vuelta como Neruda, vuelvo al principio de la nada

Dando el amén 

Mucho antes de empezar la oración.

 

Alondra de doradas plumas

Verde es tu vuelo como blanca es tu alma;

Canto porque no se hacer otra cosa,

Compongo ritmos cual si fuera un buen compositor.

 

De la belleza soy su cantor

Del sueño soy el creador.

 

¡Hay mujer! Sois un gran enigma

Pero quien no quisiera descifrarte.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.