huertero

A una foto...

Al umbral alusivo y a las oblicuas apariciones de viejas singularidades en este mundo solido en representaciones liquidas disueltas de tintas que rellenan a oriente un mundo de prosa, de existencia propia a los signos del lenguaje agónico. 

Como nombrarte sin duplicar el encierro como referir tu presencia sin presentar tu figura.No hay una autonomía solo es un corte profundo, un discurso diferido, un rio aplazado en la bravura el siglo XXI.

Una estatua interrogada,representación alcanzada de esencia. Poco importa el régimen que la someta si el infinito le limita el movimiento.

Quedo en suspensión, como podría arder por completo?

Ninguno relleno la sostiene  y aun formas figuras de textos inconfundibles sin testigos.

Una marca inversa, un desciframiento una vía extremadamente llana.

En tierra de configuraciones la hazaña comprobada, consistente en una

victoria careciente de clase y lo que queda es el signo conformado sobre la estela de arcilla y cenizas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.