Antonia Ceada Acevedo

Mi vieja soledad

En mi soledad, no estoy sola,

Me conduce una fruta roja, madura,

Más honda que la suerte

Y su piel aun no está  caducada.

 

En mi soledad  existe un distante tú

Que simula dolor y que no penetra

En el humilde cuerpo donde concluyen llagas,

Cuerpo de reliquias de las pasadas siegas.

 

En mi soledad sigue la dulzura virtuosa

Que no oculta lívida vergüenza,

Porque hay una luna azul

Y un sol prendido en el sereno monte.

 

En mi soledad, no estoy sola

Porque estoy desnuda de ellos, de otros

Y amo la sagacidad de este vuelo

Más no hay fronteras en el viento.

 

...y es que mi soledad  es sabia y  vieja. ..

 

Antonia Ceada Acevedo  

Comentarios6

  • Jesus Paredes Ortiz

    Únicamente en la soledad se reconoce un alma sabia,
    Me alegro mucho. Un abrazo

  • Faeton

    Qué curioso. Leo en tu poema sobre la soledad una idea que yo también expresé en mi poema 'No estoy solo': "No estoy solo, estoy contigo" y "La soledad es deseable así, contigo". La soledad nos ayuda a conocernos, aunque sólo es agradable cuando es deseada, no impuesta.

    Saludos, amiga Antonia.

  • luz

    Estar solo, no es lo mismo que sentirse solo,...amiga Antonia. con tu
    "Luna azul y el Sol prendido en el sereno monte"...puedes sentir las glorias de un paraiso. Bellísimo poema, Abrazos de luz.

  • Eco del alma

    lindo poema pero me quedo con la ultima frase a mi me pasa deves en cuando lo mismo y de ella saco experiencia, yo creo que en alguna ocacion pasamos por ese momento.

    felicidades chauuuuuuuuuuuu abrazote y besote.

    Eco del alma

  • Lena

    Tu soledad es todo lo que expresas en tu poema, resumiendo en un esplendido final: "y es que mi soledad es sabia y vieja..."
    Y es cierto, porque cuando eso sucede, no nos sentimos solos...
    Hermoso
    Un abrazo
    Lena

  • Alvaro Maestre

    La mejor manera de hacer un Poema es SOLO, y está demostrado con ésta obra. La soledad nos enseña a eso mismo: estar solos. Y con el tiempo se hace "sabia y vieja". Mientras mas vieja, más sabia y mientras más sabia más experta. Divina soledad! Gracias por enseñarme. Cierto y bello Antonia,

    Alviz Neleb



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.