Araceli Vellber

Equilibrio.

Al final nos sobró un beso, un abrazo

Siempre sobra algo,

Como los días intensos de lluvia

Que siempre, llueve demasiado.

Por eso, estoy intentando buscar de mí, el equilibrio

Con mis palabras, entre tus besos

Con mis caricias, entre tus manos

Con tu cuerpo, en mis sueños

Con mis labios y tus labios.

Lo intento por la mañana temprano

Por la noche, en su cielo azulado

De la Luna clara, que todo lo deja pintado.

Equilibro las lágrimas

Para que cada ojo no le gane al otro la batalla.

Equilibro la rabia,

Con la misma fuerza en cada brazo.

Por equilibrar, equilibro

El bombeo de la sangre en mi corazón,

Para que sea constante a tu paso.

Equilibre la suerte,

Para intentar no llevarme siempre el mismo fracaso.

Intenté equilibrar, hasta la muerte,

Jugando con ella en ocasiones,

Pero poco juego admite tal suerte,

Cuando ella elige, ya no te permite más opciones.

Intenté equilibrar de tu boca, tus labios.

Acercándolos a los míos, despacio

Suavemente con la ternura de los niños

Pero el calor que desprendían, me alejaron.

Intenté equilibrar las palabras

No en su forma, estilo, ni en su gusto o belleza

Sino en su orden para que dijeran algo.

Al final siempre sobra algo

Por eso equilibré mi mano, mi cigarrillo

Mi cama y mi almohada

Y quizás mañana me levantaré más temprano.

Comentarios1

  • bambam

    A veces se gana y otras se pierde, eso entendí
    besos
    bambam



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.