almunecar y su gente

ANGEL DE CHATARRA

Me diste toda una vida
muchos años compañera
fuiste muy  bien conducida
no me tildo de lumbrera.
x
Simbiosis de dos talentos
juntos en la  carretera
dejando a todos contentos
a donde quiera que fuera.
xx
Cuando te vi, vez primera
con tu porte excepcional
se presionaron tus bielas
se te paro el cigueñal,
xxx
mi amor por ti se notó
de una forma cristalina
y acariciándote el capó
te llené de gasolina.
xxxx
Gané mis bienes contigo
aquel tiempo ya pasado
tanto tiempo que bendigo
ahora que estoy jubilado
xxxxx
Dicen que te utilicé
que te tengo en el olvido
que despues te abandoné
que te dejé sin fluido.
xxxxxx
Pido perdón por si acaso
te sientes abandonada
perdóname fiel Pegaso
la vida es una cachada.
xxxxxxx
Ahora quisieras volar
cada puerta tuya, un ala,
las abres de par en par
al viento que destartala.
xxxxxxxx
Siempre, siempre te querré
la amistad no se escacharra
¡¡Ay!! nunca te olvidaré
eres mi  ángel de chatarra
xxxxxxxxx
Almuñecar y su gente

Comentarios2

  • Maria Hodunok.

    Fenomenal, hay cosas que acompañan para siempre y si es ese colectivo, pobre, quedó algo destartalado, pero es tuyo.
    Muy buenos versos, para alegrar la noche.

    CARIÑITOS.

    • almunecar y su gente

      gracias Maria, mucho trabajó

      haiku

      destartalado él
      descorazonado yo
      y no fue amor

    • kavanarudén

      Muy original y hermoso amigo.
      De verdad que las cosas, aunque sean materiales, cuando las hemos usado, utilizado, han sido parte nuestra después nos dan mucha nostalgia recordando el pasado.
      Te entiendo perfectamente, sobre todo un automóvil llega a formar parte de nosotros.
      Muy sentido. Me ha gustado mucho amigo poeta.
      Dios te bendiga.

      Kavi

      • almunecar y su gente

        ciertamente, amamos las cosas porque nos recuerdan quienes fuimos.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.