franco berlusconi

relego

como un leve susurro, la niebla envolviendo sigilosa y misteriosamente esta ciudad,

como un oscuro recuerdo tus manos sobre las mias, en esa habitacion en el piso ocho

a veces en las noches puedo oir tu voz llamandome desde el infinito

a veces en las noches puedes oir mi voz llamandote desde mi infinito

en las sombras viven los latidos a que hemos relgado este sentido

en el limbo la emocion de saberse sorprendido

ya hemos jugado este mismo juego

que somos dos zorros escondidos en la tundra

helada despiada de la nada

me visto, me maquillo, te olvido

te vistes, te arreglas te pierdes

y me olvidas?

tan solo ven de nuevo esta noche que quiero ser simplemente tuyo

he aprendido que nada es completo en esta vida

tan solo ven y arrullame entre tus brazos

que quiero jugar a ser tuyo

que quiero probar sentirte mio

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.