Esteban Mario Couceyro

Ausencia

La ausencia...

es un pozo vacío

donde deseamos, nuestra propia sed.

 

Tan grande como es el universo

es el insondable hueco

de esos deseos.

 

En el mediodía

el sol pendiente

se arroja en ese, mi pozo.

 

Iluminando solo el deseo

no encontrando nada

dejándome finalmente ausente.

 

Enloquecido de nada

burlado por mí

y el deseo, que no esta.

 

Apareces a mi lado

y tu mano cálida...

tus besos enamorados


Comentarios2

  • Beatriz Blanca

    La ausencia de alguien querido produce un inmenso vacío, lastima y obnubila los sentidos. En el final te reencuentras y revives.
    Un amigable saludo.

    • Esteban Mario Couceyro

      Estimada Beatriz, Ese pozo, está en nosotros mismos, es como un útero a la medida de nuestras angustias, nuestras cómodas angustias.
      Afortunadamente, sabemos encontrar la salida amigable de una mano amada.
      Un abrazo
      Esteban

    • Carlos Manuel Larrea

      "La ausencia es un pozo vacío donde deseamos nuestra propia sed".

      Más de un filósofo te envidiaría por esa frase.

      Por cierto, volviendo al tema de los filmes: hace poco vi uno que es una obra maestra: "Nelly y monsieur Arnaud", una co-producción franco-ítalo-alemana de 1995, con Michel Serrault. Si no lo has visto trata de hacerlo: vale la pena.

      • Esteban Mario Couceyro

        Que no me envidien, en todo caso que se arrimen al pozo e iluminen con sabiduría, mi desazón.
        Tomo nota de la película, para verla, gracias.

        Un saludo, desde acá abajo...
        Esteban

        • Carlos Manuel Larrea

          Hazlo, Esteban, te va a gustar.

          Yo ya la había visto hace mucho tiempo, la tenía completamente olvidada, fui recordandola a medida que avanzaba la película. Los franceses son geniales, no siempre, pero con frecuencia.

          Napoleón.

        • Hay 1 comentario más



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.