Manuel de la Paz

Café fuera de casa

 

Ese café que me quita la resaca de encima,

siempre sabe mejor fuera de casa

que me quita el deseo esperanzador,

 demacra mis sueño sin pasión.

Frente a la ventana bebo mi café sabiendo tan bien

que entiendo que ya no pertenezco acá…

y veo todas mis preocupaciones en

mi café que se enfría entre mis manos

acompañado de un sabor nostálgico con azucar.

porque mi cafe luce dulce,

cuando ya se acabe, partiré de nuevo,

en busca de ese mal café que

 desabrido por las mañana, me despierte

y cargado y amargo me acopañe en las noches

que me diga que estoy en casa.

 

    

Comentarios1

  • mariarl

    muy bueno me gusto mi niño



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.