JORGE ARISTIZABAL

Decreto de amor entre dos.

 


Decreto  la dictadura del  amor,

del amor imperfecto, del perfecto imperfecto

del amor con  errores; de mis pasiones

y las tuyas, de algunas desilusiones,

el de días soleados y grises

para llegar indemnes al mar de las ilusiones.

Quiero desnudar contigo

mis conclusiones,

decretarnos esta bella tiranía

de amarnos como somos…

Y cuando la barca haga agua

como tantas veces;

tu no abandones el remo

ni yo suelto el timonel o viceversa;

querámonos sin condiciones

y aceptemos que somos

sendas imperfecciones;

si así lo entiendes

vas navegando en el barco

del amor,

salvando los temporales

que se libran en el mar del amar

y algunas complicaciones,

decretemos los dos

seguir  este mar de ilusiones.

Hermes.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.