Johnny Rock

Aventura de arrabal.



Vivía en la calle de la Tristeza

sus ojos verdes de luna en celo

los labios eran muecas de cereza

negro su pelo.

En el opaco bar de humo de la esquina

resbalaba una lágrima por cubata

me contaba su historia, estaba esquiva

me quitó la corbata.

Fumamos unos cuantos canutos

en su ocre habitación destartalada,

duró el efecto unos cinco minutos

y se quitó las bragas.

Bajo el ombligo, un reloj de arena tatuado,

cuenta mi tiempo que sin piedad se aleja

no quiero estar mucho tiempo a tu lado

péiname mi maleza.

Las paredes húmedas  y cansadas

fueron los únicos  impávidos testigos

olían a denso frio de madrugada,y dijo:                                                       

¡Come mi trigo!

El colchón agobiado por la prisa

con ritmo de caballo desbocado

y de pronto estalló con una risa

 ¡ya hemos acabado.!

Te he escogido por extraño esta noche

disfruto de lo fugaz su gran belleza

mas nunca vuelvas a mi enlutado porche

de la calle Tristeza.

Comentarios3

  • Donaciano Bueno

    Amigo Johnny. Esto más que un entreacto triste se asemeja a un breve funeral. Quizás la música no acompañe y sea demasiado lenta pues daría para repetir el acto varias veces. Me ha hecho sonreir imaginándome la escena. Eres un cachondo mental. Un abrazo

  • Johnny Rock

    Pues tienes razón.Rápidamente me hiciste pensar en una musica mas adecuada.A todos se nos ocurren chorradas.algunos las escriben (no todas).Creo que Norwegian Wood le va algo mejor,yla busqué com traducción española.
    Un fuertr abraz abrazo amigo.
    Johnny

  • Johnny Rock

    Amigo Alberto,gracias por tu cariñoso comentario.Ya ves arriba el de nuestro amigo .el genial Donaciano,y cambié el triste piano de fondo anterior.
    Con asesores como vosotros se va mejorando.¡Ay! y nuestros políticos sin aprender a escogelos por su valía,sino por su carné e historial de pelotillr@s sumisos y complicidad incondicional.
    Que tengas un gran fin de semana.
    Un abrazo fuerte,y saluda a tu guitarra de mi parte.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.