Deactum

Sí existimos

De igual forma seguirán siendo partícipes de la incredulidad. De un modo o de otro no tendremos la confianza de los demás. De cualquier manera seguiremos creyendo y confiando en que algún día nos verán.

 

Sí que existimos,
quizá rompemos unos cuantos platos
mas convencimos
sintiendo suave de otro los zapatos
que cuando caminamos
por la vereda estrecha erosionada
de su verdad alborotada
somos más los que fallamos
y muchos menos los que se cansan

 

Sí que nos vemos
pero es más fácil creer
que nos cansaremos
de tanta bondad tener

 

Dios nos hizo tan fuertes para saber que sin alas no nos reconocen aunque él sabía que borrando una memoria no se disuelve un corazón. En el alma llevamos las marcas de la senda rota, de un camino hacia la cruz. 

 

Ustedes no nos verán
es demasiada la ausencia
que sólos albergarán
perdiendo cabal esencia
buscando en otro el mal
para no sentirse muertos
y sabor pierda su sal
quedándose desiertos

 

No nos verán
empero nosotros existímos
¿Cuándo saldrán
del egoísmo que sentimos?

 

Amar lo humano es no dejar de conocerlo, es motivar la vida desechando la suerte que nos deja una herida, que conduce a la muerte. Abre los ojos hermano, pues ya en ocasiones nos reconocimos, confía a mi tus enseñanzas, que nosotros sí existimos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.