kafkegard

No pierdas mi vida

El como te muestras 
esta resultando muy claro,
¡Oh! no te sorprendas...
suelo ser, claro, un poco.

Tal vez o demasiado, 
no suelo recoger piedras,
soy algo, dios, intrigado...
es preferible que te adviertas.

¡Ay! preciosa, noche o día,
deslumbran lo apreciado,
¡Oh! no pierdas mi vida.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.