Esteban Mario Couceyro

Flores recién compradas

Te vi pasar, apresurada

tus asuntos, llevabas

en una carpeta apretujada

te vi, en la mañana soleada.

 

Hoy, ya tarde sorteando la lluvia

pasaste, desprevenida

tu frente despejada

y la cara mojada.

 

Nunca reparas en verme

tu urgencia, es mayor

quieres hacerme el favor

de encontrarme, en la mirada.

 

En ella, verás reflejados

tus sueños, más dorados

como un mago taciturno

soy capaz de todo.

 

Puedo desaparecer, en un sombrero

volar como paloma

puedo ser un pañuelo

puesto en tu mano.

 

Mira bien, soy ese...

que te mira con recato

pero no me confundas

soy ese, del otro lado.

 

El de las manos desmesuradas

en un intento de saludo

el que salta dichoso de tu mirada

mostrando, las flores recién compradas.



Comentarios3

  • Beatriz Blanca

    Un amor no descubierto aún. Tienes que encontrar la forma de interesarla, para que pueda sentir lo que tú sientes. Tal vez la timidez o el miedo son los que te estorban. Anímate.
    ¡Suerte!

    • Esteban Mario Couceyro

      Le pasaré el mensaje, al personaje, si es que nuevamente lo encuentro.
      Es que el enamorado, siempre teme romper su propio hechizo y trata como un delicado capullo, a la flor ya madura plena de fragancias y colores.
      Un abrazo un tanto desmesurado.
      Esteban

    • Carlos Manuel Larrea

      Un poema como una historia.

      • Esteban Mario Couceyro

        Algunas veces, leemos poemas que nos impiden reconocernos, por su hermeticidad, pero trato de expresarme, con la simplicidad que la misma vida demuestra, aunque uno puede desde la historia mínima, bucear otros caminos menos demostrativos, pero de indudable riqueza emocional.
        Un abrazo
        Esteban

        • Carlos Manuel Larrea

          Vaya! Espero que me creas: Es la primera vez que estoy "chateando".

          Hace algún tiempo un amigo me instaló ese sistema "skype" o algo por el estilo, pero nunca lo he utilizado, ni pienso hacerlo. Incluso con un hermano mío en Guayaquil me comunico cada día a través de emails, casi nunca hablamos por teléfono. Claro que eso es otra historia, resultado de mi exilio de más de cuatro décadas.

          Sea como fuere, he aprendido a amar la soledad y el anonimato.

          He leído dos veces una novela policíaca del mejicano Élmer Mendoza, "Balas de plata" es el título. Ahora lo estoy transcribiendo, ya he transcrito ocho capítulos. Me fascina el estilo de este escritor, es increíble, hay que leer cada frase con mucha atención para no perder el hilo.

          A propósito, si te interesa te puedo enviar los capítulos ya escritos, si me envías tu dirección de correo electrónico. La mía es:

          carlos_larrea@web.de

          Un abrazo

          Carlos

        • Hay 1 comentario más

        • bambam

          "Me enamoré de una hermosa chica
          por tener cortedad nunca le dije nada
          y que crees, me quedé con mi cariño
          para otra oportunidad."
          Que no te pase lo mismo anímate
          bambam

          • Esteban Mario Couceyro

            Historias de vida, como la vida misma, como el sol amanecido, todo se repite..., solo nosotros nos maravillamos de encontrarnos, como las hojas de un libro, historias ya vividas disponibles en el carrusel de nuestras memorias.
            Un abrazo
            Esteban



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.