Esteban Mario Couceyro

El ruido del mar

El ruido del mar

 

aturde mis pensamientos

los lleva y trae en la fuerza de sus brazos

esa vitalidad sin descanso

aprieta mi pecho

 

con inevitable presión.

 

 

Las manos, se crispan en los bolsillos del gabán

anudándoseme el horizonte en la garganta

cuando te veo allí

 

junto al mar, en sus orillas

a contraluz de los infinitos brillos del agua.

 

 

El ruido de la rompiente, aleja mis pensamientos

y tu te alejas, por los bordes del mar.

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • Beatriz Blanca

    Hermosa estampa que completas con tus emociones.
    Mi afecto y feliz día.

    • Esteban Mario Couceyro

      Quizá sea eso lo que nos queda de la vida, impresiones de algunos instantes, apenas eso...

      Es agradable saberte cerca.
      Esteban

    • Carlos Manuel Larrea

      Muy buen poema, Esteban.

      Su lectura deja la sensación de haber estado junto al mar, oyéndolo y registrando el horizonte.

      Un abrazo

      Carlos

      • Esteban Mario Couceyro

        ¿cuantas veces uno siente haber estado, haber vivido esas mismas situaciones, como si nuestra mente fuese una gran biblioteca, de la cual hemos leído muy poco?.
        Hay veces, que cuando leo o veo alguna historia, me siento como el transgresor, que regresa a la escena del crimen.

        Un abrazo
        Esteban

        • Carlos Manuel Larrea

          Yo también he experimentado eso. Quizás gran parte de lo que creemos ser algo sumamente individual sea parte de una gran memoria colectiva.

        • Hay 3 comentarios más



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.