HERRADURA

ARBOL MADURO


árbol maduro,
hoy te he visto
Dando frutos de amor por tu pueblo.
Alma revolucionaria,
atisbando con ojos profundos
las venas abiertas de tu patria sagrada.
Como árbol maduro,
tu amor nace
de los surcos agrietados
de tu tierra preñada en amargura,
dando a luz a la esperanza
que en su enorme vientre es gestada.
Como árbol maduro,
he visto en tu alma a tu madre
en tus labios el dolor,
la ausencia del hermano en tus palabras
y, en tus ojos, de tu pueblo, la pasión.
Como árbol maduro
y fruto en sazón,
espero el nacer de un nuevo día,
en que forjas libertad con tu rebeldía
y engendras futuros luchadores
que serán, de la historia, ¡vencedores!.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.