Quetzalli

Algo para mi gato.

No a vuelto...
debe estar en algún balcón, debe estar observando la mediocridad en la que se camuflajea cuando no tiene nada que hacer,
debe estar deambulando en una calle o en una esquina, puede que este más cerca de aquí de lo que debería,
no está, no le escucho respirar, mi regazo esta vació y el insomnio me pesa más sin el misterio que siempre a estado con él,

Las cosas simples me aburren más de lo habitual y si tuviera que hacer algo el resto de mi vida seria leerle, leerle a él y a nadie mas,
camina, corre, salta; hace eso y ahora tambien desaparece,
he vivido veinte años encerrada entre las miseras miradas de los mortales que me rodean, pero yo prefería divagar en la suya, en esa mirada que me decía de todo sin decirme una palabra,

Tengo la leve sensación de que ya no va a volver y eso me eriza no solo la piel, sino tambien la mente, me consumo, me pierdo y esto me da asco porque solo me gusta perderme en su mirada y me gusta consumirme viéndolo dormir.

Lo necesito, lo necesito completo porque yo ya estoy demasiado rota y si las cosas siguen así creo que me voy a volver a perder en el tiempo,
he perdido bastante y no añoro nada pero no puedo perderle a él porque entonces añoraría mi vida entera.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.