Joel Linares Moreno

RECUERDO DE UNA NOCHE QUE NO HA ACONTECIDO

Es que ella...

llena esta noche con su sonrisa solar,

es la palmera de una playa insomne,

acariciada por la brisa de mis manos,

por el huracán de mis ganas,

por la tormenta contenida

del día de nuestras raíces entrecruzadas,

bamboleo de olas, de cuerpos,

de instantes que vienen y van,

que incendian el hielo de sus cumbres,

que inundan la profundidad de sus abismos,

tengo sus huellas petrificadas en mi espalda,

tengo su sello indeleble en mis rincones.

Estoy perdido... No me busquen.

Comentarios1

  • Angst

    Hay huellas que jamás se borrarán amigo. Muy bueno. Recibe mi saludo y abrazo de inicio de semana.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.