Héctor(micorazón)

Yo me rendí

Yo me rendí. Porque más fuertes fueron
corazón; la ternura e inocencia,
fueron tan fuertes que pedí clemencia:
Me rindo, -grité-; ¡Ustedes vencieron!.

Oh! qué dulce fin, cuando ellos me vieron,
oh! el mirar de cielo, dos potencias,
vencieron sin un gramo de violencia,
en su paz mis murallas se cayeron.

Ah! la batalla que perdí, más bien,
por victoria contaré, y así ha sido;
que fui botín de guerra y no despojos.

Me llevaron como suyo también,
¿qué mejor pudo haberme sucedido?
¡caí vencido por sus tiernos ojos!

Comentarios1

  • Maria Isabel Velasquez

    BELLA FORMA DE PERDER UNA BATALLA DE AMOR... POR LA MIRADA DE UNOS OJOS DULCES Y TIERNOS QUE TE EXPRESAN UN TE AMO
    BONITA NOCHE
    ABRAZOS DTB



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.