Blas Roa

Crónicas narradas

Tan frecuente la pulgada de luz muerta

a los pies de una patria que dimite celos

celeste el demonio, rojo el mar humeante

en la ola zahorí que cubre los adioses.

 

Así como le falta amor a la mirada tuerta

fija sus ojos en la pared de sus espejos

que arranca en jirones las telas errantes

de aquél nigromante domando leónes.

 

Y es que te absorbo lágrimas de huerta

campos de amapola donde crece el centeno

besos de novia, al querubín de sus "antes"

que hoy resucita cual dios de dióses.

 

Brota del humor la ida y su vuelta

el sueño diáfano del opio y el romero

semillas malditas caminito del gigante

que me quitará la vida en pares y nones.

 

Cuando amanezco triste en la hora incierta

me incorporo en sudor mirando sobre el suelo

piltrafa humanoide como cadaver elegante

que ríe y llora y contempla visiónes.

 

Hoy cuando cante, mañana cuando muera

cantará el sisonte mi ovituario a Sincelejo

mi funeral citado por ratones y elefantes

y crónicas lunares narradas en Misiónes.

 

Blas Roa

Comentarios1

  • PETALOS DE NOCHE

    Hace siglos que no te leía o te veía publicando, aunque yo últimamente estoy leyendo y comentando, ya se me hacía similar tu forma de expresar, con ciertas palabras bien tatuadas en una denuncia...,

    será que los unicornios son la libertad
    y los caballos de fuerza
    el consumismo que se lleva las cadenas de nuestros sueños de verdad?

    en realidad tu poema es más que bueno,
    no sé por qué tu poema me pareció "socio-político"
    tiene que ver con la sociedad de ver siempre el cielo gris
    y las calles mendigando mendigos sobre la mirada paupérrima sobre la valoración del destino en lo de siempre, patear piedras y no encontrar entre esa fuerza y movimiento el nombre de la nostalgia y encontrarse con el dolor de la melancolía...,
    pero no sé por qué tendrá otro tinte...

    en fin, me pareció más que bueno tu poema...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.