Diana Caterine Hernandez Morantes

LA MUERTE

Es una noche oscura

y el ultimo de vida para mí,

sola en mi habitación

con un bisturí en mi mano,

no quiero pensar en nada,

solo corto mi muñeca

arrancándome los tendones y

caigo sobre mi cama

agobiada por el dolor,

así pasan los minutos

esperando la llegada de la muerte

es un cadáver con capa oscura,

en su hombro se posa un cuervo

que espera pacientemente

que sucumba para sacarme los ojos y

alimentarse con ellos,

la muerte en su mano

lleva una flauta

toca una dulce melodía

invitándome  a ir con él,

en un segundo pasa toda mi vida

mientras tomo mi último aliento,

la muerte extiende su mano y

con su oz me arrebata la vida

me abraza lentamente

llevándome al inframundo

para jamás volver.

Comentarios3

  • bambam

    muy fúnebre amiga mía. me gustó leerte
    besos
    bambam

  • Alejandro O. de Leon Soto

    Escondes en bello relato poético la satisfacción que causa para el que abandona este mundo la felicidad de pasar a otra dimensión.....bello en verdad tu enfoque a la muerte....SALUDOS.

  • Jorge Gonzalez

    escalofriante, pero unico



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.