Henry Joel

Despiértame




Despiértame del infame sueño que me abate
Y de la duda que me intimida y combate
Despiértame de la hipocresía
Y del amor al dinero
despiértame que no quiero
seguir sin ti esta travesía
Despiértame a tus mandamientos
quiero escuchar tus consejos
para que cuando sea ya viejo
mi casa no sea arrastrada por el viento
Despiértame ahora, no tardes
no dejes que me traicione el tiempo
ni que me agobien los sentimientos
y cuando despertarme ya sea en balde


Despiértame del sueño de tenerte siempre.
De lo adorable que lo hace todo el tiempo.
La sonrisa que declamas al sentirlo.
De cómo se derrama,
una lagrima en cada osadía,
Despiértame de la hipocresía,
que se inerte en tu cuerpo.
Despiértame no quiero
seguir sintiendo el dolor,
De mis pesadillas


Despierta me en cada mirada
de esta pesadilla de no tenerte
a mi lado, pues mi alma reclama
tus caricia al no tenerla a mi lado,
necesito tus besos para calmar mi sed.


Despiertame con un beso,
con una caricia... y rellename en tus abrazos
Despiertame y suspira conmigo
de lo lindo que es ver el sol contigo.
Despiertame con tu dulce aroma
aborda mis sabanas y hazme suspirar con tu deseo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.