Oscar Perez

Lección de ortografía

Lección de ortografía

 

La ortografía de mi corazón

no cambia, esté soleado o venga lluvia,

pone su tilde de morena a rubia

y una mayúscula en cada colchón.

 

Entre paréntesis les da su piel,

usa adjetivos como mía y tuya, 

los suspensivos porque no concluya

la frase aquella de te seré fiel.

 

A y o, sus vocales favoritas,

eme y tres equis, grandes consonantes,

¿punto final?, mi dios, no lo permitas.

 

Y hamor así, con hache, concursantes,

pues fue un error, les dice a las bonitas,

y es que escribir ya no es lo mismo que antes…

 

http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

 

19 04 14



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.