Fina Muñoz

Prisionero de mi cuerpo

Para que quiero vivir,

si en vez de vivo estoy muerto.

Me siento en una prisión,

prisionero de mi cuerpo.

 

Dios mio quiénes son los jueces,

para decidir si vivo o muero.

Mi vida me pertenece,

y es lo único que tenemos.

 

Yo sólo conozco a un juez,

y está allí arriba en el cielo.

Si yo no puedo morir,

soy un vivo que está muerto.

 

Ni siquiera puedo amar,

ni abrazar a quien mas quiero.

Solamente soy feliz,

cuando sumerjo en mis sueños,

pero otra vez al despertar,

estoy vivo en un infierno.

 

Para que quiero vivir,

si en vez de vivo estoy muerto.

Me siento en una prisión,

prisionero de mi cuerpo.

 

Si yo no puedo morir,

soy un vivo que está muerto.

Y que nunca diga nadie,

que fui un loco por estar cuerdo.

 

Ni tan poco fui un cobarde,

porque todo eso no es cierto.

Sólo quise liberarme,

de las celdas de mi cuerpo.

 

Si lo único que me queda,

es ya mi conocimiento.

No quiero vivir atrapado,

en este inmenso desierto.

 

No quiero sentirme un dios,

ni lo quiero ni pretendo.

Yo quiero sentirme libre,

y volar arriba hacia el cielo.

 

Para que quiero vivir,

si en vez de vivo estoy muerto.

Me siento en una prisión,

prisionero de mi cuerpo.

 

Comentarios1

  • Luz_R

    Hay momentos en la vida que brotan ese tipo de sentimiento...nostalgico.

    • Fina Muñoz

      Agradezco mucho tu comentario. Por desgracia tengo muchos momentos tristes en mi vida que me ayudan a sacar esas palabras. Un saludo amiga Luz_R



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.