chuspa

TIERNO LAMENTO

 

TIERNO LAMENTO

 

Ya no hilvanas las palabras,

Pero son tus besos los que hablan,

 

Es tu mano apretando

Tímidamente la mía

La que el diálogo inicia.

 

Son tus ojos cuando fijan en mi la mirada

Los que me conmueven y desarman.

 

Y cuando te quedas sola

En tu mundo de tinieblas

Mi cuerpo se extremece

Y me abandona el alma.

 

Como ya no me sirven las lágrimas,

Aprovecho cada momento ,

Y sin escamotear caricia ni beso

A ti madre dedico este lamento.

 

 

 

24 de Diciembre del 2000



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.