rodulfogonzalez

RUEGO

 

Baja, Señor, el peso de mi cruz

Que estoy cansado ya.

Pon en mi vera un poco de tu luz

Porque en tiniebla  está.

 

Quiero, Señor, de tu verdad sorber

Tan solo un trago puro

Cuya sublimidad pueda envolver

De paz mi cuerpo impuro.

 

Con tu humildad, Señor, deseo

Vestir tanta  arrogancia

Que mi vida tiene y en el espejo veo

Reflejada en  jactancia.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.