Enrique Dintrans A.

VÍA CRUCIS

En el cruel ahora
de la hora nona
llora hoy la tierra,
llora.

Crucificado expira
un amor inmenso
ahora,

Yo le vi pasar
con la cruz a cuestas
cubierto de sangre
y moscas.

El entró en la muerte
rumbo a los infiernos
y el costado abierto
y sus carnes rotas.
 

Satanás implora
desde la tiniebla  
"¿Es que me desplazas
al llegar ahora
a mi reino herido
de mi tierra seca"?

Más él no responde
mientras ilumina
todas las miserias
de este cruel ahora.  

Y sus ojos miran
más allá del tiempo
en las alegrías
de la nueva aurora.

En el cruel ahora
de la hora nona
llora hoy la tierra,
llora.  



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.