Ludvaldo

MI EPITAFIO

Están aquí mis restos, yo descanso
tumbado en el Elíseo a la bartola
bebiendo whiskey o ron con Coca-Cola
con una hurí a mi lado, y no me canso,

que en vida ya bastante hice yo el ganso
currando y madrugando: ¡cómo mola
tocarse eternamente uno la cola
en este placidísimo remanso!

Os miro desde aquí, pobres mortales,
observo vuestras penas, vuestros males,
y mucho os compadezco, que en el valle

de lágrimas vivir es una lata:
no cambio el trabajar por mi cubata
ni por mi virgen de delgado talle.

 

Osvaldo de Luis

Comentarios2

  • annabisy

    jajajaja no animeeees que con los tiempos que corren más de uno se lo pensabaaa ;) es broma.
    Muy picaresco.
    Un saludo.

    • Ludvaldo

      Muchas gracias, annabisy.
      Saludos.

    • Donaciano Bueno

      ¡Hombre, hombre!, bien está que vivas y presumas de buena vida tal como indicas, incluso que nos des un poco de envidia, pero ¿no has exagerado un poco?. Felicidades porque además de hacerlo bien nos añades un plus con una sonrisa. Un abrazo

      • Ludvaldo

        Muchas gracias, Donaciano. Me alegro de que te haya gustado. Abrazos.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.