LunaCr

Trueque

Un leve  sonido emana de su pecho

ese hombre que recostado esta en el lecho

taladra sus oidos con cuentos siniestros 

de la boca de  la muerta, de la boca de su novia.

 

Memorable paciencia recorre su cuerpo

puesto la sangre ya se la chupo la muerta

es intransigible como pasa el tiempo

él no  tan vivo y ella  no tan quieta...

 

Aferrado no la suelta, observa la luna...

su complicidad compartida

ella a la muerta le dio vida

en aquella lejana laguna

Pero en todo trueque tiene dos lados

ella vivio, y él por ella ... murio...

 

 

Comentarios1

  • clonariel

    hay como un romanticismo en la muerte... el amor a veces puede ser egoísta



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.