srakkin

La matria

Las mareas nos han traído triunfos y banderas flameando,
La independencia un aire a libertad y formación,
hemos superado catástrofes, gritamos más de 15 millones
de pulmones sedientos de victoria por banalidades.
También tuvimos un periodo de perdidas y botas por las calles
simples y sedientas de órdenes, capaz de todo.

Estamos inversos en una vida de libre comercio,
con cifras altas que ni siquiera nos dejan leer el diario de vida
de nuestra patria, pues la matria siempre ha estado más presente.

Los aires se han cambiado por catástrofes en los filamentos craneales,
por ignorancia, nos desinflan el globo como a niños
¿Esto es invisible?
Esto es nuestra vida, tierra de piedras valiosas y ambiente destruido.

 No somos un pueblo, tampoco un gobierno...
¿Qué más puedo pensar? Más que arrancar,
huir de la dictadura mercantil ¡No nuestra, de ellos!
El pueblo surge unido, nos separan como no se dan cuenta
nos emancipan de los conductos sanguíneos.

La llamada de alerta ya está hecha, la alerte no interesa,
pues me preguntarán ¿Con que mano escribes?
Ni con la derecha ni con la izquierda escribo por ti y tus hijos,
no por un filtro partidista ¡tampoco por democracia!
escribo porque me desespero sufro y ruego. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.