anfaber

SalVaJiTo, DaMiSeLa Y La cOnCiEnCiA CrEaDoRa (capitulo 7)



Salvajito estaba quieto,

 

como un Dios, en armonía

 

vibraba igual a un viento silencioso

 

Damisela lo miraba extasiada

 

y lo entendía todo

 

(porque era Damisela proclive a entender cosas profundas)

 

Salvajito susurraba  la perfecta eficacia de cada movimiento

 

la posibilidad de vivir en reposo, con el cielo en la tierra

 

Damisela absorbía la luz de ese momento

 

se había despojado de inútiles temores.

 

Los ángeles nos cuidan, nada nos hace falta, le dijo salvajito

 

ya lo tenemos todo

 

la eternidad , el cielo, la tierra, su abundancia

 

no nos falta el amor

 

porque eso es lo que somos.

 

El tiempo, inexistente

 

La culpa, ineficaz

 

Los errores, un puente

 

La quietud, la respuesta

 

Y en ese instante mágico de conciencia absoluta

 

Salvajito y Damisela crearon el Edén .

 

 

 

andrea


Comentarios1

  • boris gold

    Bravo, bravo por salvajito y su creadora.
    Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.