azazz

La advertencia

Al mirar mi cuerpo, detener mis ojos en cada valle,

en cada montaña, cada milímetro de piel

imagino y hasta llego a sentir tu cuerpo acercarse al mío

Yo, ansiosa, desesperada, reacciono locamente,

ajena a la cordura, despojada de todo y dueña de nada

Mis deseos por tí me atan, me someten,

me llevan a sensaciones insospechadas

Un te quiero de tu boca que no logro escuchar y de golpe... la conciencia,

¡era un sueño!

Pero te advierto vida mía, no respondo de mí,

si algún día te tengo en mi lecho.

Comentarios2

  • Poeta del Silencio

    pasión y locura inspiran tus versos.

  • azazz

    Hola Arley. Gracias por tu comentario.
    Saludos cordiales.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.