Gustavo Martinez Deschamps

MANTIS - II

He optado de ver belleza en tus demonios,

y a mis ángeles paganos.

En un puente de sudor reduciéndonos distancias,

canibalizada… una flagrancia en la letra,

atrocidad… un armagedón en el tacto porta mancias.

 

El furor con que desgarran tus harapos,

porto hampas despiadados en mis fauces,

y tu orgasmo un altavoz con escalpelo,

para escarbar en el bramar de mis infiernos.

 

Mi espíritu se resguarda en tus ánforas de carne,

alimentarme de luz y compláceme el misterio,

que viene con la mirada envuelta de tormentas,

y a relámpagos del tacto, sostiene la voluntad tajada.

 

Ella sabe de mi conciencia al holocausto en que me fio,

pero es dura e insaciables brasas que el viento empuja,

y dejo un mitómano rastro de sangre, un calmo rabo de nube,

y su boca es el grial donde las tragedias vivo.

 

Comentarios2

  • clonariel

    que grandeza de delirio!

    • Gustavo Martinez Deschamps

      Es un placer que arde y sucumbe ante su llama;
      que su propia piel desgarra en éxtasis del cielo,
      para luego revivir... Muchisismas gracias

    • el poeta del abismo

      Psicodélica la lectura de sus líneas
      Saludos de amistad



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.