juan maria

POSEIDO

Obsesivo padecer

que me atormenta...

Los erguidos bocados de tus pechos

desesperan la locura febril de mi lengua.


...cuando pienso...

...cuando medito...

solo me conduce

a la miel profunda

de los pliegues de tu piel...

el enloquecido pensamiento.


Mi torturada libido

no anhela otra cosa

que el recorrido profundo

de tus laberintos humedos.


Sin el movimiento de tus piernas

con loca inquietud

me siento muerto

y el sosiego me abandona.


El deseo me atormenta

cuando tus suspiros y gemidos

enloquecen mis momentos

de frenetico anhelar...

Me desviven tus ardientes

ansiedades de mujer


Y mi voluntad licuada

me degrada hasta el escarnio...

...¡me rindo!...

..................................................





Comentarios1

  • esthelarez

    excelente trabajo:
    pasional y fuerte, con pimienta y miel.
    Saludos, caro mio



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.