rodulfogonzalez

SONETILLO XCIX

 

En la finca de la vida

Que delicioso es sembrar

Para pronto cultivar

La fruta que es prohibida.

 

No hay delicia parecida

Como aquella de gustar

El beso que has de robar

A la mujer poseída

 

Por quien su amor no merece

Y se siente desdichada

Y en otros brazos levita

 

Por la magia que le ofrece

Quien galopa en su mirada

Y de ternura la excita.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.