ambarmorena

RELATO DE UN SUMISO

Ahora ya no temo más,  pues estoy entre tus manos

Esa delicadeza con que me recibe  me hace desearle

Eres arena y espuma,  Eres la crema y la fresa

Eres el cuero y el beso que deseo noche a noche

Señora ya no me suelte sus manos me dan placer

Su piel me alimenta su boca quita mi sed

A sus pies siempre estaré, eso me hace feliz

Ya no me importa lo que digan siempre estaré a su merced

Como muestra de amor infinito

De rodillas aqui  estaré

Para que no quede dudas que el poder lo tiene  usted

Y más porque no me ofende, pues  soy yo quien  lo grita

“Que soy un perro asqueroso” Basura que usted pisa

Quisiera merecer un día sus labios y sus caderas

Es que mi ama es hermosa, no hay hembra que la supere

Agradecido estoy porque su mano me toque

De la manera que quiera, eso es un gran placer.

Comentarios2

  • Eugenio Sánchez

    La mujer son sus encantos nos trata de embrujar y estando en ese estado todo lo que haga es placentero

    Hermoso poema

    Un abrazo desde Perù

    Eugenio

  • Cruz (El Oso Del Amor)

    Un poema muy diferente e ingenioso, con una buena perspectiva de entrega. Me gusto mucho.

    Saludos del Oso del amor..



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.