Araceli Vellber

Ahora, mi primavera.

Ahora, mi primavera.  

 

Ahora que este tiempo se encuentra en calma

Y en esta calma, tenemos tiempo.

Ataré, mis manos a tu dulce mirada

Sujetaré, mis ojos dentro de mi cabeza

Apretaré, los labios en mi calavera

Así, esperaré otra vez la primavera.

Después del letargo del largo invierno

Durmiendo nuestros corazones en la cuevas

Así, espero levantar mi cabeza,

Despacio, con sigilo, sin brusquedad, pero sin pausa.

Olfateando las violetas,

Oliendo el perfume fresco de la hierba

El azahar revoloteando entre mis sombras.

Ahora que la luz aparta la oscuridad

Más allá de los días de tregua

Que se percibe la claridad hasta en las venas.

Ahora veo tu cara limpia, tus manos finas

Tu corazón transparente y tus penas.

Ahora mi primavera

Empieza con una brizna de tu aliento en mi boca

Con una sonrisa que desmonta mi tristeza

Con una palabra, que brota como lágrima eterna,

Entre mis ojos abiertos a tu ventana sin puerta.

Ahora que estas delante de mí y quieta

Con la serenidad de los años en tu cabeza

Con la tranquilidad de las cosas bien echas

Ahora, plateados los cabellos por las penas

Pasearemos juntos otra primavera.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.