Daniieel

ESA MUJER FUE MI MADRE

Se quedo como cada tarde
En espera de sus seres
Con el mismo nudo que quema y arde
Cuando dices adiós a lo que quieres.

No es nada fácil despedirse de lo suyo
Y con una lagrima seca los espera volver
Fue larga la espera y nadie la vio caer
Ni mi hermano, ni mi hermana y menos yo.

La recuerdo con gran amor y profundo cariño
Y hasta hoy aprecio a esa bella mujer
Le pido a dios que me regrese a niño
Para su cariño volver a tener.

Fui tan egoísta como otros tantos
Que jamas regresamos a buscarla
Y entre lagrimas y cantos
Hoy que no esta, me duele recordarla.

Sepan todos que fue mi madre
Esa de piel caída por tantas batallas
Y aunque jamas conocí a mi padre
Para mi ella valía el doble por tantas agallas.

Comentarios1

  • kavanarudén

    Hermoso poema amigo.
    Muy sentido, sincero, escrito desde el corazón. Mucha tristeza y nostalgia, pero esta tristeza y nostalgia, no menoscaban su belleza, todo lo contrario, la ensalzan.
    Ante tan puro sentimiento, ante tan puro dolor, solo cabe el respeto, el cariño, la cercanía.
    Tendré en cuenta lo que dices en tu comentario, demostrar el amor, el afecto, el sentimiento a los que nos rodean.
    Te mando un fuerte abrazo.
    Dios te bendiga y ella, desde el cielo, ora por ti, por los tuyos y los protege.
    Kavi

    • Daniieel

      Muchas gracias por el comentario y se que ella desde arriba cuida a toda esa gente que la queríamos... gracias que dios te bendiga Kavi

      Un cordial saludo y un caluroso abrazo recibe de tu amigo Daniel.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.