Walter Trujillo Moreno

TE DEBO UNA EXPLOSION / EL VOLCAN DE MIS PRIMERAS ERUPCIONES

Esta noche dejo prendida la luz de mi fantasía
tanta luz demasiada luz para tu sueños
confabulo la realidad con tus visiones
tu filosofía personal prometo no tocarla

 

Como un volcán que llora fuego y ceniza
vapor y lava derraman tus entrañas
el comienzo del fin del mundo se acerca
nube de humo en forma de caras tristes
tu cuerpo es un  pez dorado sobre la roca
y duermes el sueño de la diosa de la Apocalipsis

Esta noche vivimos la dictadura de la Imaginación
despertamos a la Madre de la Tierra
cenamos con la novia de la Noche y sus tentaciones
cortejamos con la hija de la Luna naciente llena y menguante
amanecemos con el hermano del Sol y
desayunamos con Europa la amante preferida de Zeus
Bebemos del agua que brota de tus ojos, labios y manos
soplo el polvo de tus ojos y memoria

Esta noche medimos la distancia entre la armonía
lo palpable y desconocido
Tomamos el Tiempo ajeno lleno de aristas y fuera de tu dominio

Te ofrezco una canción sin texto o movimiento conocido
la coreografía del planeta perdido
Mis giros recorren tu cuerpo tierno
mi mirada vuela sobre tus cabellos negros rizados

Al despedirme te regalo un hombre de barro y desnudo
los ojos azules de una madona italiana
la poesía y locura de Odin germano
mi corazón caliente y agitado
el rugir del cañón de mis dudas y costumbres
Mis manos intentan tocarte
Mi alma grita y agita sus alas
brillo más brillo y más brillo
verde, negro con flores y
todo en fondo de blanco

Mujer de azúcar sonrisa verde
Almendro rosa blanco de mi realidad azul
Esta noche se cumple tu sueño
tu pesadilla negra se pierde para siempre

Por Walter Trujillo, Abril 2014



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.