Henry V

Vine a recuperar nuestros deseos

 

(Dos niños se separan después de compartir inquietudes existenciales, religiosas y eróticas. Él, se va de la ciudad, pero,hay un vínculo que los imanta a través del tiempo y sus vicisitudes, regresa maduro y ahí surge este canto) 

Huía de tradiciones
nuevas me traen
a tu ciudad de mis cenizas 

Silba en las manos nostalgia 
Cante nuestra niñez
sus sueños de heroísmo
sus preguntas al cielo
veneraciones al árbol

Eras feliz como viajar al mar 
a pesar de tu miedo a las manzanas 

El vacío moría en tu risa
mi primera certidumbre

Entre destellos de realidad- fénix
hacíamos amor con juegos
mapas de este futuro
-Vuelta a casa-


yo

Vértice de gracia y fe muda
arco iris nupcial
vudús de la noche y sus secretos- alfiler

Reúne en la mirada la inercia de mi piel
tótem errante en tus ojos de conjuro

Vamos al jardín donde crece tu mujer
a borrarme las mentiras
Un zodiaco entre sus piernas me dirá la fortuna 

Te hará bien mi mal de vaciar profecías en tu cuerpo
Me hará bien tu mal de presenciarme

Soy tu inocencia 

Serás mi natalicio

Después
carta astral.

 

Comentarios1

  • Ayelén

    Un gusto pasar
    por tus letras.
    Mi saludo con afecto

    Ayelén.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.