Lea Guillen

Y te llevaste el viento...


y te llevaste el viento
y un cacho más
y algún tupper con un Sueño
que se habrá de quedar.


Para coserle al olvido
su fétido delantal,
y ganarte la Vida,
rato menos, tercio más.

 

Rajaste el paño al asunto
siempre un pleno por arrimar
justo el día en que la luna
no paró nunca de modelar.


Espectáculo nacido
entre velas y diván
no lo sentiste tuyo
y te fuiste a laburar...

 

Y te robaste el viento
y te llevás un poco más.

 

 

 

 

El viento,
febrero 2014



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.