Katalina Camus

AMANTE HOSTIL

 


 

En tu furia tomaste sin tregua

lo que este cuerpo no había ofrecido.

 

Ciego y sordo a mi voz,

diste frenético vuelo

a tus hambres más mundanas,

mientras iracundo destruías

las sedas de mi piel

con tus manos convertidas en garras.

 

Amante te autoproclamaste,

Amante me llamaste sin dar

la menor importancia a mi llanto.

 

Yo te llamé de otro modo

Comentarios1

  • Maria Isabel Velasquez

    CREO DEJAN EL ALMA DESTRUIDA POR SU ACTO CRUEL... ES TRISTE LEER ESTOS VERSOS... BUENA REFLEXIÓN NOS DEJAS
    BONITO DÍA
    ABRAZOS DTB



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.