Marzio Girola

Te debo un trazo...

Te debo un trazo
desde aquel primer día.
Aquella tarde que tu sabes
adornó de rosas los grises
y viró al menta los lilas.
Una tarde o mañana quizás…
qué memoria bastaría
si de tiempo poco hablaban
las miradas ese día.
Te debo un trazo 
desde aquel primer día.
Si; a ti, tu ya sabes…
¿Quién no tuvo una aquella tarde,
aquella como la que tu sabes,
adornó de rosas tus grises
y viró al menta tus lilas..?
Te debo un trazo
desde aquel primer día.

Comentarios1

  • Poeta del Silencio

    hermosa forma de escribirle a esa mujer que tanto amas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.