Yoel Angel

Amiga mía




Aunque los océanos y
los continentes nos separan,
Nadie puede separar nuestra amistad
Este vínculo tan fuerte que nació
Me aceptaste sin conocerme.
El tiempo creció nuestra amistad.
Me consolaste cuando estuve triste.
Me acompañaste en situaciones difíciles.
Compartimos risas y llantos.
Cuando estuve a punto de caer,
me sustentaste,
Te llevo siempre en mi mente y corazón.
Siempre estarás presente.
Muy pronto inesperadamente,
nos encontraremos otra vez.
Amiga, amiga mía del corazón.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.