Lincoyan del Rosario

A MARTE MI ENFERMEDAD ALIENIGENA

 

Falta de tiempo para reescribir lo que viaja por el torrente sanguíneo, 

hijo de luz de la divinidad más alegre,

y la triste historia que relata lo peor de mí.

Vendo el placer al amor,

traficando a tiros,

la anarquía a la cura de la enfermedad alienígena.

Dejar encallar besos para morir a la orilla del mar ahogado,

mis agallas son inútiles en la superficie,

remece donde los pies son arrastrados por la gravedad,

planeta de lenguaje del que no entiendo de preguntas,

al entregar respuesta a tus cartas,

enviadas  por señales luz.

la descomposición al expirar las letras en los relatos en el espacio,

coordenadas en cada punto del destello en los lácteos cielos,

a Marte viajare.

los astros me dicen que vives en mi sistema,

Te encuentras más de cerca de los Celsius en ebullición,

En la traslación más árida por la supernova.

Eres como una cigarra encerada llenando de aire sus pulmones,

Combustible que produce luz orgánica,

en el momento las estrofas nacen por tu vida,

creencias dicen que de mi costilla.

 

LINCOYAN DEL ROSARIO

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Muy gratificante la lectura de su poema estimado poeta y amigo Lincoyan del Rosario.
    Saludos de Críspulo

    • Lincoyan del Rosario

      Gracias estimado amigo Críspulo, es un placer que mi poema sea de su agrado.
      saludos de Lincoyan del Rosario.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.