Héctor(micorazón)

Ponle a la traición su precio

Ponle a la traición su precio,
y verás que no es tan caro
pues te darán sin reparo
el merecido deprecio:
Puede volverse uno necio
después de sangrar la herida,
porque el alma está dolida.
A pesar de la sutura,
esa cicatriz oscura,
dudará toda la vida.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.