Esteban Mario Couceyro

El silencio

El silencio me acompaña

como una sombra

pegada a mis oídos.

 

Todos los sonidos

opacan mis silencios

pero no los matan

dejando siempre

en suspenso las palabras

tus palabras

ocultas en la distancia de la mirada

huyendo de la lógica que nos une

en ese desesperante vacío

donde no atrevo mis pisadas

y ese silencio

de palabras vanas

en diálogos circunstanciales

hola…, te quiero…

yo también

y el silencio inunda

una vez más

el espacio inmenso

que hay entre nosotros. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.